Las posibilidades de un escaparate online

Por David Verdura, Responsable de e-commerce de BCN Binary

Se habla mucho, hoy en día, de las posibilidades que ofrece la red como canal de venta. Cada vez más, surgen nuevas empresas de comercio online que enfocan y centran su negocio en este tipo de venta. Sin embargo, las empresas y, en concreto las pymes no son del todo conscientes de la oportunidad de venta que supone la Red. De hecho, muchas empresas, plenamente instaladas en el mercado, comienzan a ver ahora las posibilidades de Internet para extender su canal de venta y se lanzan a “abrir su tienda online.

“Sólo 11 % de las empresas españolas utiliza Internet como plataforma de venta

Y es que, el mercado español de venta online no está plenamente maduro. Así lo constatan datos publicados como el difundido por la Fundación Telefónica en el que se dice que sólo 11 % de las empresas españolas utiliza Internet como plataforma de venta. Un dato por debajo de la media europea que se sitúa en el 16%. Pero, aún más, existen empresas que ni siquiera disponen de un site en el que presentar sus servicios. Sólo un 55% de las empresas españolas de entre 10 y 49 empleados disponen de un sitio web corporativo. Una cifra muy alejada de la media europea, en donde el 69% de las empresas tienen su site. Pero aún hay más, puesto que incluso, las empresas no utilizan la Red ni para hacer compras, sólo un 20% hacen compras a través de Internet.

“No disponer de una tienda online puede traer consigo, además de una pérdida de venta, una pérdida de la reputación e imagen de la compañía

Y es que no existe una clara conciencia de las inmensas posibilidades de la venta online y cómo, el no disponer de una tienda online puede traer consigo, además de una pérdida de venta, una pérdida de la reputación e imagen de la compañía e incluso, que el posible cliente acuda a la competencia en busca de su producto, “si no lo encuentro aquí, me voy a otro sitio en el que me lo ofrezcan de un modo rápido y cómodo.

¿Cuántas veces nos ha pasado el buscar un producto en Internet y ver que justo esa empresa no dispone de un canal de venta online? Seguramente, si esa compañía nos hubiera ofrecido esa posibilidad, hubiéramos adquirido el producto, puesto que es un producto que estábamos buscando.

Sin duda, el canal online acelera el proceso de venta, o, incluso, ayuda a que esa venta se materialice, ya que, si bien, en el momento que encontramos el producto listo para su compra en Internet, no lo adquirimos, sí que sabremos su precio y características, con lo que, al tener más información sobre él, puede que nos podamos decidir más pronto. Y es que la información es poder y en Internet esa información que ofrecemos al usuario se transforma en venta.

Si bien es cierto que una de las claves para triunfar en esto de la venta online es generar confianza al usuario y la confianza viene de un diseño cuidado de la tienda online, para que el usuario se sienta como en “su casa, de una muestra de seriedad en las transacciones bancarias online y es en este punto, en el que a los usuarios españoles les ha costado avanzar más, quizás porque las empresas no han sabido generar esa confianza. ¿Cómo voy a pagar algo por Internet si no sé dónde va mi dinero? Era esta una de las cuestiones más comunes de los recién iniciados en la compra online. No obstante, esta desconfianza se muestra según el sector, ya que la venta online en el sector turismo es de las más maduras de España. Prácticamente, cualquier persona en España ha comprado o reservado unos billetes por Internet, ya se ve como algo totalmente normal.

Sin embargo,  existen otros sectores que no acaban de lanzarse al comercio online. Si bien no es fácil crear una red sólida y efectiva de venta online (existen ocasiones en las que las tiendas online “mal montadas pueden tener un efecto negativo), hay otras vías muy efectivas para canalizar nuestros productos de forma online. Es lo que podríamos llamar los “centros comerciales online. Una especie de escaparates que puede estar segmentados según el sector al que pertenezcan: moda, tecnología, etc y que suponen una vía muy efectiva de venta, ya que el consumidor tiene capacidad de comparar o elegir, lo que anima a que siga comprando.

“Muchas veces, aunque vayamos con una idea preconcebida de compra, al ver otros productos, nos decidimos, por comprarlos

En estos “escaparates online el usuario puede encontrar una amplia variedad de productos, por lo que es muy posible que se quede en él, mirando, como lo hacemos cuando acudimos a un centro comercial. Muchas veces, aunque vayamos con una idea preconcebida de compra, al ver otros productos, nos decidimos, por comprarlos. Lo mismo ocurriría en la Red. En definitiva, Internet es hoy y, más en los tiempos que corren, una herramienta que nos ayuda a canalizar nuestros productos y no sólo a través de nuestra propia web si no a través de tiendas online distribuidoras.

Compártelo en:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Technorati
  • Bitacoras.com
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn

Escribe un comentario